Abadía del Cine 2020

Principal

Cine en casa

Estrenos

Historia

Cine

Goyas

Oscars

Archivos

Estrellas

Películas

Premios

Ac2020

Goyas

Oscars

Varios

Carteles

Encuestas

Fondos

Mini-Críticas

Momentos...

Notas de un castor

Noticias

Otros

Ranking

Taquilla

Trailers

Enlaces

Abadía del Cine 2020 - Varios - Notas de un Castor


Plan oculto


Fotogramas

El productor Brian Grazer, premiado por la Academia, y el director Spike Lee, nominado por la Academia, se conocieron en una entrega de los Oscar en 1990 cuando el director estaba nominado a Mejor Guión Original por Haz lo que debas. Cinco años antes, el productor también había sido nominado en la misma categoría por Un, dos, tres... Splash. Siempre que se veían, hablaban de la posibilidad de una colaboración, pero no encontraban el proyecto adecuado. PLAN OCULTO fue la oportunidad que ambos esperaban.

No hacía mucho que Brian Grazer había comprado los derechos de un ingenioso thriller escrito por Russell Gewirtz para Universal Pictures. Buscaba un director capaz de trasladarlo a la gran pantalla cuando volvió a encontrarse con Spike Lee. Le pidió que leyera el guión y el director no tardó en aceptar dirigir la película.

Un director de la experiencia de Spike Lee no suele encontrar muchas historias que le ofrezcan un auténtico reto. El director, que ha realizado numerosas películas con un trasfondo de crítica social durante las últimas décadas, se sintió gratamente atraído por la idea de dirigir un thriller tan tenso como sofisticado. Dice: "Russell Gewirtz escribió algo totalmente nuevo dentro del género de atracos. Me gustó mucho el guión y tenía muchas ganas de dirigirlo. Tarde de perros es una de mis películas favoritas y la historia pertenecía a ese tipo de género".

Brian Grazer reconoce que PLAN OCULTO era la oportunidad perfecta para colaborar con Spike Lee. El productor recuerda que Spike Lee le dijo: "Hemos tenido reuniones, proyectos y comienzos fallidos, pero te prometo que vamos a tener un gran final". Y añade: "Me agarró por el brazo y dijo: 'Venga, lo hacemos'".

El productor estaba entusiasmado con el guión: "A un guión le exijo que pique mi curiosidad; no puedo permitirme la menor complacencia. Lo que más me gustó de esta historia es que estaba llena de pistas falsas y que todo encajaba a la perfección al final. Todos esos giros inesperados catapultan al género en una nueva e interesante dirección".

Normalmente, un proyecto que reúne a un equipo artístico y técnico de este calibre suele contar con un guionista muy experimentado, pero no ocurre así en este caso. Era el primer guión de Russell Gewirtz.

Después de ocupar diversos puestos, Russell Gewirtz vivió varios años en América del Sur y Europa, donde dice que nació la idea de PLAN OCULTO. "Construí varias versiones en mi cabeza antes de que los elementos cruciales empezaran a encajar. Una vez que lo tuve más o menos claro, le conté la idea a mi amigo Daniel Rosenberg (uno de los productores ejecutivos)". Después de trabajar un año en el guión, el director ejecutivo ofreció la versión terminada a las mejores agencias de Los Ángeles. Un agente se lo mandó a Imagine y el resto ya es historia.
El guionista comenta con una sonrisa: "Decir que he tenido suerte es quedarme corto. Era una sensación bastante surrealista entrar en una sala donde estaban Denzel Washington, Clive Owen, Jodie Foster y Christopher Plummer y oírles leer los diálogos que yo había escrito. Después, durante el rodaje, tuve el placer de observar a Spike orquestándolo todo". Otra de las cosas que más le asombró fue el diseño de producción: "El equipo imaginó y construyó un banco al completo basándose en unas cuantas líneas que había escrito hacía cuatro años. Me pareció asombroso".

 


[Notas de un Castor]

Atrás